Etapas de Desarrollo

Nido (0-3 años)

Nuestra principal intención con este grupo es que sientan Al Ayre como su segundo hogar, creando un vínculo cercano y de confianza entre la familia y el acompañante.

Acompañar a los niños de Nido es sinónimo de cercanía, amor, cuidado y comprensión en ese paso tan importante de separarse por primera vez de su familia para venir a un ambiente compartido con otros niños y niñas.

La ratio en Nido es de 4-5 niños/adulto. Es así como conseguimos que los niños y niñas se sientan seguros (física y emocionalmente) y por tanto pueda darse un desarrollo sano. Para conocer nuestra visión sobre el Periodo de Adaptación y cómo lo llevamos pulsa aquí.

En estas edades los niños y niñas están descubriendo sus posibilidades motoras y empezando a controlar su cuerpo (andar, trepar, saltar, esfínteres, etc.). Es por ello que los ritmos con este grupo suelen ser lentos, dándole tiempo suficiente a cada uno para ir haciendo lo que se propone. 

Exploran el mundo a través de los sentidos y del movimiento, por ello, todos los días disfrutan de juego en un espacio exterior rico en distintas posibilidades sensoriales, jugando con materiales naturales como madera, piedras, arena, agua, hojas… y con distintas posibilidades de movimiento

Aparte del vínculo con la acompañante y el espacio preparado y seguro las rutinas del día a día les proporcionan seguridad puesto que les ayudan a orientarse temporalmente a lo largo de la mañana. Estas rutinas atienden a sus necesidades básicas de alimentación, movimiento, descanso y aseo

Una mañana con el grupo de Nido suele desarrollarse así: 

  • Llegada (flexibilidad horaria)

  • Desayuno

  • Movimiento y juego en exteriores 

  • Aseo

  • Juego en el interior puesto que a última hora de la mañana suelen estar más cansados y necesitan recogimiento. 

  • Comida y vuelta a casa.