Nuestra Pedagogía

Principios básicos

Nuestra principal intención es que cada niño y cada niña pueda ser quién es, acompañar su desarrollo para que se descubran a sí mismos como seres únicos, sus gustos y sus preferencias
a través de las relaciones con los demás y el entorno.

Para que esto pueda hacerse realidad en nuestro espacio, seguimos tres principios básicos:

«Aunque la misma prodigiosa fuerza vital esté en todos, cada uno es diferente, y hay que darle a cada uno la ocasión de ejercer su particularidad».

(Michèle Arella)

La seguridad física y emocional

Para poder desarrollarse plenamente en un ambiente relajado y seguro. 

El amor sin condiciones, hacia la persona por ser quien es.

A los ritmos y necesidades de cada individuo, teniendo en cuenta que formamos parte de un grupo.

El amor

El Respeto

En la práctica

Somos una escuela activa y vivencial donde los niños y niñas aprenden y se desarrollan a través de sus propias experiencias

Sus intereses y necesidades van marcando el devenir del día a día: juegos que surgen, espacios donde quieren estar, actividades que quieren hacer, etc. Los adultos observamos estos intereses individuales y grupales para darles respuesta a través de propuestas de actividades, excursiones, materiales, haciendo cambios en el espacio, etc. 

El aprendizaje a través del juego libre y espontáneo es el eje principal del desarrollo de las actividades que surgen en la escuela (especialmente entre los más pequeños). El juego entendido como motor de (su) aprendizaje, de (su) desarrollo a través del cual comprenden el mundo que les rodea, del que forman parte activa.  Un juego que intentamos que tenga pocas interferencias adultas para que ellos puedan expresarse y crear como les nace.

«Jugar es afirmar su existencia en el mundo.»

(Bernard Aucouturier)

Les acompañamos en la conquista de su autonomía, permitiendo que hagan por sí mismos aquellas tareas que son capaces de hacer. Autonomía en el hacer, en expresarse por sí mismo… Con un acompañamiento cercano para dar apoyo y seguridad. 

Acompañamos y atendemos los conflictos como algo natural que surge en las relaciones humanas, permitiendo que se expresen y acompañando sus emociones, acogiendo cada una de ellas. Encontrando el equilibrio entre la libertad de cada uno y el respeto a los demás. 

Partimos de un conocimiento profundo de las etapas de desarrollo de los niños y niñas, amoldando los espacios y el acompañamiento a cada grupo de edad en conexión con sus necesidades reales así como, a cada niño y niña de forma individual.

Contamos con un gran espacio exterior en el que estar en contacto con la naturaleza, pudiendo vivir distintas experiencias sensoriales, de movimiento y de juego al aire libre que les permita descubrir la vida de la naturaleza  y entendernos como seres que vivimos en un espacio global. 

 

De esta forma, intentamos que los niños y niñas vayan creciendo como personas conectadas consigo mismas, desarrollándose y participando activamente en su aprendizaje para que puedan desarrollar las habilidades y herramientas necesarias para crear el mundo como ellos lo necesiten, que seguro, va a ser distinto del presente que viven ahora mismo.

La forma que tenemos de entender la educación en Al Ayre toma como referencia diferentes pedagogías y metodologías con dos ideas comunes: el niño y la niña como personas que aprenden de forma activa y  el respeto a cada uno de ellos. 

Algunas de estas de las pedagogías y experiencias educativas que tomamos como referencia son:

Escuelas Democráticas de Sudbury Valley y Summerhill.

Acompañamiento Respetuoso de Rebeca y Mauricio Wild.

Metodologías a partir de las capacidades y materiales concretos como la de María Montessori. 

De Pedagogías fundamentadas en el movimiento y la expresión como la Psicomotricidad Educativa de Bernard Aucouturier y Emmi Pikler.

Pedagogía Waldorf que propone que cada ser humano encuentre su esencia a través de la creatividad, el arte, el movimiento, desarrollando una estructura de respeto por los ciclos de la vida.

Pedagogía Sistémica, utilizada en el campo de la psicología, fomenta la interacción entre quienes conforman la educación y los vínculos que se generan, junto al desarrollo del individuo como persona.

De la Educación libre, la cual respeta el proceso de desarrollo humano, confía en la vida y en la posibilidad de que el hombre puede construirse a sí mismo. Se traduce en dejar al niño ser.

Del Home- y Unschooling donde la educación en casa propone una alternativa a la institución de la escuela, y cree en que el mejor ambiente para la educación es el hogar, y acompañarlo de la variedad de experiencias que se dan.

Pedagogías en las que nos basamos